• Blog >
  • El Extraordinario Poder de Conectarnos
RSS Feed

El Extraordinario Poder de Conectarnos

https://www.laestrella.com.pa/cafe-estrella/cultura/200920/extraordinario-conectarnos


La profesión de coach tiene muchas dimensiones. Como coach miembro de ICF recibimos, escuchamos y conectamos con genuinas aspiraciones, metas y resultados que las personas desean para su vida. Están aquellos que buscan encontrar respuestas a profundas aspiraciones como: propósito de vida, claridad personal, mejorar relaciones interpersonales, o simplemente encontrar más tiempo para estar en familia; y están aquellos que buscan metas directas que satisfagan un objetivo, como completar un maratón, perder peso, mayor energía o enfoque y productividad laboral. Pero dentro de todo este universo de aspiraciones y metas existe un factor común que todos buscan: la posibilidad de ser escuchados, de sentir una mano, y que su mundo es compartido y apoyado; todos buscamos conectarnos al extraordinario poder de otros en nuestras vidas.

Milenios de evolución humana, y en especial de nuestro cerebro, hicieron del ser humano un ser social, sanamente vulnerable y codependiente de otros, con sofisticadas capacidades como la intuición, la empatía y la compasión para interactuar juntos y como uno en función de un propósito mayor. Pero entre tantas distracciones y brillos que el mundo moderno ha dibujado a nuestro alrededor, sobrecargado de información y expectativas, conectarnos como individuos parte de algo más grande, se ha vuelto cada vez más difícil. Estar físicamente separados se ha vuelto norma últimamente, y sentirse desconectado puede instalarse como hábito, lentamente en la mente, y en total contraposición a nuestra más primitiva y esencial necesidad biológica, psicológica y social, el poder de contar y sentirnos los unos a los otros.

Alex Korb, neurocientífico y coach, en su libro El espiral ascendente muestra una serie de fascinantes estudios al respecto:

En un estudio los participantes fueron sometidos a colocar sus manos en un cubo con hielo hasta que el dolor fuese insoportable; a un grupo de participantes se le pidió realizar la actividad solos, mientras a otro grupo se le asignó la presencia de un extraño, y a otro grupo la presencia de un amigo cercano. Los participantes que estuvieron solos experimentaron mayores sensaciones de dolor, mientras que aquellos con sus amigos cercanos, expresando verbalmente cosas positivas, sintieron niveles mucho más reducidos de dolor; de hecho, aquellos participantes acompañados de un total extraño experimentaron los mismos beneficios que aquellos participantes con sus amigos.

¿Interesante, cierto?, aún más es el hecho de que sostener la mano de alguien puede drásticamente ayudarnos y a nuestro cerebro a través de situaciones físicas o emocionalmente dolorosas. En otro estudio, utilizando resonancias magnéticas funcionales, se probó que aquellos pacientes con condiciones de dolor crónico que tienen a su persona más importante al lado, sosteniéndole la mano, experimentan una reducción significativa del dolor. Sorprendentemente, el solo hecho de pensar que su compañero de vida estaba presente, produjo un efecto similar, aunque menor, y aún más sorprendente, aquellos que lograban ser sostenidos por un total extraño con una mano en su espalda, experimentaban de forma similar los efectos de aquellos que solo pensaron en que su compañero de vida estaba presente.

El poder de conectarse no solo es de humanos. Otro estudio con ratones, a los que se les había infringido pequeñas lesiones, fueron separados solos en su jaula, o en pares. Aquellos ratones que se mantuvieron solos durante la recuperación, mostraron mayores síntomas de depresión, y mucho menores niveles de resiliencia, mientras que aquellos ratones con pareja mostraron pocos síntomas de depresión y mucha más fortaleza.

Siempre enfrentaremos momentos difíciles, momentos de dificultades, cambio e incertidumbre, y siempre podremos escoger en estos momentos conectarnos más, apoyarnos en amigos, familiares o en profesionales que impulsen el desarrollo de nuestro potencial. Siempre podemos preguntarnos: ¿La mano de quién puedo sostener hoy? Para sentir, hacer sentir y apoyarnos en el extraordinario poder de conectarnos a otros.


El autor es 'coach' ACC (Associate Certified Coach) de la International Coaching Federation. Es miembro de la ICF capítulo Panamá.

El Capítulo de Panamá de la International Coach Federation –ICF es una asociación sin fines de lucro, comprometida con el fomento y la difusión de la práctica profesional y ética del coaching. Está afiliada a la International Coach Federation-ICF, la organización global más grande y reconocida de Coaching.

www.icfpanama.org

www.coachfederation.org